Recuerdo con cariño los días en los que iba al colegio y, en las clases de educación física, el profesor nos mandaba correr, correr y correr más y más. Lo odiaba. Es curioso cómo ahora es lo que más disfruto hacer. Supongo que la cosa cambió cuando comencé a hacer deporte como un hobby y no por una obligación. También lo recuerdo que no sabía cómo respirar bien.

A los pocos minutos de empezar, me ahogaba y parecía que el aire no quisiera entrar en mí. Por eso, cuando me fijé como objetivo correr la Maratón de Valencia (que por cierto, ¡no queda nada!), me di cuenta de que si no aprendía a hacerlo, no podría conseguirlo.

Pensaba que era fácil: coger aire y después soltarlo. Sin parar. Pero aprender a saber cómo respirar bien, me costó mucho más de lo que pensaba. Por eso, creo que a muchos os puede servir de ayuda este post.

Saber cómo respirar bien mientras corres

Inspirar y expirar

Tal vez muchos saben a qué hacen referencia estas palabras. Pero por si acaso… creo que lo mejor es dejar claro estos conceptos para que después sea más fácil entender cómo respirar bien.

  • Inspirar: es el acto de coger aire y en él intervienen el diafragma y el tórax. Durante este proceso, nuestro organismo absorbe el oxígeno.
  • Expirar: después de coger el aire, hay que soltarlo, ¿verdad? Ésto es lo que hacemos cuando expiramos. Nuestro cuerpo, durante la expiración, expulsa dióxido de carbono.

Está claro, ¿no? Bien, pasamos al quid de la cuestión: cómo respirar bien.

Por qué es necesario saber cómo respirar bien

  • Para poder disfrutar el entrenamiento: si sabes cómo respirar bien, no tendrás que respirar por la boca, no se te secará tanto la garganta y podrás correr de forma más cómoda y así, disfrutar. Que es realmente el objetivo del running.
  • Para poder rendir mucho más: si respiramos de forma adecuada y aumentamos nuestra capacidad pulmonar, podremos correr durante mucho más tiempo y más kilómetros. Por lo tanto, nuestro entrenamiento será más eficiente y efectivo.
  • Para aumentar tu motivación: si los dos objetivos anteriores se cumplen, estaremos mucho más motivados y tendremos más ganas de salir a correr. Estaremos a gusto con nosotros mismos y tendremos más fuerza de voluntad para salir a correr. Incluso los días que el sofá nos pida a gritos que nos quedemos en casa.

Ejercita tus pulmones

Lo primero que hay que hacer para saber cómo respirar bien, es pensar que los pulmones son un músculo más. Por tanto, hay que ejercitarlos y tendrá que pasar un tiempo hasta que respirar correctamente sea algo que hagamos inconscientemente. Hay que entrenarlos.

Conforme vayan pasando los días y los entrenamientos, nuestra capacidad pulmonar irá a más y seremos capaces de absorber más oxígeno cuando inspiremos.

Consejos para respirar mejor

  • Lo más importante, es que estés tranquilo cuando salgas a correr, así el diafragma no se tensará y no tendrás flato.
  • Mientras estés corriendo, intenta que el aire pase a tu abdomen y no al pecho.
  • Inspira y expira también despacio. Así, también ayudarás a que no suban en exceso las pulsaciones.
  • Practica. La experiencia es lo único que hará que, como te he comentado antes, respires correctamente mientras corres.

Consecuencias de una mala respiración

  • Apariencia de cansancio: si no sabemos cómo respirar bien, tendremos la sensación de que nos cansamos enseguida. Y, ¿por qué digo sensación? Porque realmente nuestros músculos no estarán cansados. Sino que, al no poder respirar, nuestro cuerpo nos pedirá que paremos a coger aire para que el proceso de inspiración y expiración vuelva a la normalidad.
  • Tendrás flato. ¿He oído flato? Es tan odioso, o más, como tener agujetas y no saber qué hacer. Para evitarlo, tenemos que intentar controlar la respiración, sobre todo, al principio. Personalmente, lo que te aconsejo si te entra flato nada más empezar, es parar, esperar a que se te pase y reanudar la marcha.

Lo mejor para interiorizar toda esta información es salir a correr. Así que ya sabes… ¡ponte las deportivas y sal a la calle! Y como siempre os digo, hay que tener paciencia, sobre todo, con el tema de la respiración. Es uno de los aspectos más complicados del running.

¡Que vaya bien #maratoners!