¡Señores y señoras! El frío ya está aquí y al parecer ha venido para quedarse. Cuando un día puntual bajan las temperaturas y no te apetece salir a correr en invierno por la calle, no importa. Haces deporte en casa y listo. El problema es cuando hace mucho frío durante muchos días seguidos y el cuerpo te pide salir a la calle a hacer ejercicio.

Ante esta situación… ¿qué hacemos? ¿Morimos de frío? ¿No hacemos deporte? En el post de hoy hablaremos de algunos consejos para correr en invierno.

Consejos para correr en invierno

Ropa adecuada

Lo primordial, para mí, es la ropa. Muchos deportistas salen a correr en invierno en pantalón corto y me parece muy bien, pero hay gente que no puede porque se congela. Literalmente.

Por eso, si pasas frío, abrígate. Ponte unas mallas largas, una braga para cubrir el cuello, guantes, calcetines más gordos y largos, camiseta térmica, gorro, chaqueta, etc. Lo que necesites.

Tampoco hay por qué pasar al extremo de salir a correr en invierno con un plumas. Piensa que el sudor, al fin y al cabo, es el que nos deja calados. Por eso, te recomiendo utilizar prendas de un tejido transpirable para no acabar completamente mojados y, con el frío, caer enfermos.

Otro consejo es utilizar prendas reflectantes si sales a correr en invierno, ya que en seguida se hace de noche y es importante hacernos ver. Sobre todo, si corremos por parques en los que circulan bicis, cerca de carreteras, etc.

Calentamiento, más importante que nunca

Sé que soy muy pesado con esto, pero es muy importante. El calentamiento para correr permite que nuestros músculos y nuestras articulaciones entren en calor y, si no calentamos correctamente, lo más seguro es que nos lesionemos.

Lo normal es que, debido al frío, los músculos estén agarrotados. Cosa que no pasa en verano. Por este motivo, cuando salgamos a correr en invierno, tenemos que aumentar unos 4 o 5 minutos el tiempo que le dedicamos a calentar.

Alimentación para correr en invierno

Para mantener el calor, nuestro organismo consume más calorías en invierno que en verano. Tenemos que compensar esta pérdida y, por eso, es necesario ingerir una mayor cantidad de calorías a lo largo del día si solemos correr en invierno. Te recomiendo tomar más pasta, arroz, legumbres, más carne y más pescado.

carlos vicent gil

Hidrata tus labios, tu cara y tus manos

Estas partes del cuerpo son las que están más expuestas cuando salimos a correr en invierno y, por eso, se resecan mucho más de lo habitual.

Las mujeres seguro que lo hacen pero, tal vez, los hombres se muestran un poco más reacios. Yo al principio no me ponía cacao ni cremas. Por eso, al cabo de los días, las manos las tenía llenas de cortes, la cara más seca que la mojama y los labios más rojos que en mi vida.

Hombres del mundo: tenemos que hidratarnos y no tiene por qué darnos vergüenza. Seguro que lo agradeces.

No pienses continuamente en que hace frío

Esto es una cuestión psicológica. No tenemos que pensar continuamente que hace frío cuando salimos a correr en invierno. Tenemos que disfrutar del deporte, de los paisajes (que en esta época del año son muy bonitos) y pensar en nuestras cosas. Si pensamos continuamente en el frío que hace… acabaremos dando media vuelta y volviendo a casa.

¡Cuidado con el hielo!

Esto os lo cuento porque, aunque os parezca una tontería, mucha gente se cae y se lesiona por este tipo de descuidos. De hecho, a mí casi me pasó… Hace un par de días salí a correr bastante temprano, me resbalé en una zona donde había hielo y casi me caigo.

Por eso, os recomiendo no correr cerca de ríos, de lagos, de fuentes y de cualquier otro lugar donde pueda haber agua.

correr en invierno

¿Se te ocurre algún otro consejo? ¡Cuéntamelo por comentarios!

Bueno #maratoners, como siempre os digo… ¡no hay excusas! ¡Abrígate bien, mentalízate y sal a la calle!

¡Feliz puente! O mejor dicho, acueducto 😉