Hoy tocaba una sesión un poco más exigente. Hoy tocaba correr 10 km subiendo pulsaciones. En realidad no me las he medido pero, vamos, dentro de lo normal porque no he notado que la vena de mi cabeza bombeaba como en otras ocasiones.

Os voy a contar, a modo resumen, en qué ha consistido mi entrenamiento para correr 10 km: 

  1. Calentamiento (8´): como quería empezar un pelín más fuerte (habitualmente mi calentamiento es empezar a correr), he preparado las articulaciones de todo el cuerpo, he hecho ejercicios suaves de pierna, tronco y brazos y he estirado suavemente el tren inferior.
  2. Entrenamiento específico: 
    1. Primeros 4 kilómetros: como ya había calentado, he podido permitirme el lujo de subir un poco más de lo normal el ritmo y la verdad es que he aguantado sin problemas.
    2. Del 4 al 6: durante estos kilómetros he subido aún más el ritmo bajándolo hasta los 5:02. También he visto que el cuerpo respondía pero no he querido forzar porque tengo la rodilla un poco tocada y hay mucha semana por delante como para hacer el tonto. Además, hay que respetar las cargas de los entrenamientos.
    3. Del 6 al 8: he vuelto a bajar el ritmo, pero aún así, mejorando la marca de los primeros 4 kilómetros. La verdad es que se nota mejoría y mis pulsaciones estaban bastante estables.
    4. Del 8 al 10: nuevamente he subido el ritmo pero esta vez no he sido capaz, por prudencia, de bajar los 5:02. De hecho, tampoco me he alejado mucho… 6 segunditos más.
  3. Estiramientos: tras la carrera he soltado un poco y me he puesto a andar durante 3 minutos. Dicen que es bueno y relaja articulaciones. Después he estirado gemelos, cuádriceps, isquiotibiales y otros músculos de las piernas que no tengo aún ni la más remota idea de cómo se llaman.
  4. Abdominales: Y, para rematar, he hecho una pequeña tabla de abdominales superiores, inferiores, laterales y compensando con lumbares. En total, 4 sesiones y con 30 repeticiones de cada uno. No está mal. Ya iré subiendo.

Mis sensaciones tras correr 10k alternando intensidades han sido muy buenas. Está claro que aún estamos lejos de estar preparados para la Maratón o, lo que es lo mismo, más de 4 carreras a la vez como las de hoy. Da yuyu sólo de pensarlo.

Como he acabado muy contento, con sesión de abdominales y todo, me he zampado una pizza de estas de campeonato mientras veía la tele. Ha sido algo parecido a cuando se educan a los perros que les pides que hagan cosas y como premio les das una gominola o algo parecido. ¡Pues yo igual pero en forma de pizza!

En fin, éste ha sido uno de mis primeros entrenamientos para preparar la Maratón. Espero en futuros artículos poder deciros claramente cuál es mi planning a seguir. Aún no lo tengo decidido porque hay varios que me gustan y que pueden adaptarse a lo que busco. Lo que tenía claro es que superar este primer reto de correr 10 km con estas condiciones es clave para seguir motivado e ir a por el siguiente.

¡Mañana más y mejor! Nos vemos #maratoners