En el post de hoy os quiero enseñar qué suelo comer y en qué consiste mi dieta para deportistas. Aunque he de confesar que nunca he ido a un nutricionista ni he consultado a una persona experta en el tema. ¿Debería hacerlo?

Siempre he intentado comer bien, como me enseñaron mis padres (bueno, mi madre). Nunca fui un niño que comiera todos los días bocadillos de Nutella para merendar, ni un paquete de galletas para desayunar. Tampoco he llegado el extremo de sólo comer fruta o verdura, dejar de lado los hidratos de carbono y no darme nunca un capricho (¡que vida sólo hay una y digo yo que habrá que disfrutarla!). 

Poco a poco he ido aprendiendo qué alimentos son los que mejor me han venido y cuáles han hecho que me sintiera pesado e hinchado. Hasta el punto de no sentirme con fuerzas de entrenar ese día porque sentía que pesaba 10 kilos más. Por eso, algunos alimentos los he ido incluyendo en mi dieta para deportistas y otros no.

Al fin y al cabo, ahora mismo mi “trabajo” es entrenar y, por eso, tengo que llevar una dieta acorde a mis entrenamientos.

Comida sana

Dieta para deportistas para la mañana

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, ¿no? Lo cierto es que no me suelo levantar con mucha hambre pero soy consciente de que he de desayunar lo suficiente como para después tener fuerzas para entrenar. Por eso, el desayuno de mi dieta para deportistas consiste en:

  • 2 piezas de fruta
  • 1 pequeña tostada con un chorrito de aceite de oliva, sal, y una loncha de jamón dulce
  • 1 zumo de naranja natural
  • 1 café con leche sin azúcar

No me quedo con hambre, y aguanto perfectamente todo el entrenamiento cuando entreno por las mañanas. Aunque lo normal es que lo haga por la tarde.

Comida

Como desayuno bastante por las mañanas, no suelo llegar con mucha hambre a la hora de la comida. Pero cuando entreno por las tardes, sí o sí tengo que seguir una buena dieta de deportistas para que no me dé un yuyu mientras entreno. La clave: hidratos de carbono.

Muy de vez en cuando como pasta, por eso mi fuente de hidratos para las comidas suele ser, sobre todo, legumbres (menos mal que me encantan las lentejas).

Merienda

A la hora de merendar seguimos con los hidratos de carbono. Mis meriendas, para seguir una buena dieta para deportistas, suele consistir en uno de estos manjares:

  • Tostada con aceite y queso
  • Yogur natural con cereales
  • Más fruta (me encanta la fruta)
  • A veces me hago también zumos naturales de fruta o verduras. Depende de las ganas que tenga de fregar.

Yogur con cereales

Cena

Cuando me estuve informando acerca de las mejores dietas para deportistas, descubrí que las proteínas ayudan a reponer fuerzas después de entrenamientos de larga duración. Por eso, deben estar incluidas en las dietas para deportistas.

Por eso suelo cenar alimentos altos en proteínas, como por ejemplo:

  • Pechuga de pavo y de pollo
  • Pescado (como el salmón y las sardinas)
  • Ternera
  • Tortillas de verduras hechas con claras de huevo

No nos olvidemos del agua

Hidratarse es sumamente importante. Así que desde que me levanto hasta que me acuesto siempre tengo una botella de agua al lado. Hay que beber en el desayuno, almuerzo, comida, almuerzo y cena. ¡Siempre!

¡Y esto es todo amigos! Como podéis ver, los maratonianos no pasan hambre, que es lo que muchos creen. En nuestra dieta para deportistas se incluyen más calorías que en otras dietas, y comemos mucho más que otros deportistas por la duración de nuestros entrenamientos.

También he de confesar que a veces me siento débil, y me meto entre pecho y espalda una pizza gigante después de entrenar. ¡Soy humano!

¡Hasta pronto #maratoners!