¡Hola a todo el mundo! ¿Cómo ha ido la semana? Por aquí por Valencia hace un frío que pela y ha llovido varios días. Y ha sido una excusa para animarme y cambiar un poco mi entrenamiento de running estas últimas semanas al darme mucha pereza salir a la calle. He pensado que podría interesaros esta nueva rutina, así que… ¡allá vamos!

entrenamiento running

Entrenamiento running, primera parte: calentamiento

Como seguro que estaréis hartos de escuchar, al menos en mi blog, el calentamiento es muy importante antes de practicar cualquier tipo de deporte y sea cual sea el ejercicio que vayamos a hacer. Así que, en mi entrenamiento de running, se sigue incluyendo un buen calentamiento para correr. Siempre adaptado al tipo de entrenamiento, claro.

Entrenamiento de fuerza

Estoy intentando darle más importancia al entrenamiento de fuerza, ya que, aunque siempre la he trabajado, creo que puedo exigirme más para ganar más fuerza y, con ello, mejorar mi resistencia. Al fin y al cabo, la fuerza y el cardio van de la mano en el deporte y no puedes limitarte a trabajar solo una parte. Es importante saber encontrar el equilibrio.

La fuerza muscular la sigo trabajando en casa, como he estado haciendo siempre y, para aumentar un poco más la intensidad, hay dos opciones:

  • Hacer un mayor número de repeticiones del circuito completo.
  • Aumentar las repeticiones de cada ejercicio que conforma el circuito.

Entrenamiento de cardio

¿Probamos un deporte diferente?

Tras haber cumplido mi meta de superar con éxito (para mí, mi tiempo lo fue) la Maratón de Valencia 2017, intenté buscar otros deportes que me gustaran y llamaran mi atención. Ya que, después de tanto tiempo corriendo y basando mi entrenamiento en running, el cuerpo me pedía cambiar.

¡Así que decidí probar la natación! ¿Vosotros la habéis probado alguna vez? Desde hace un tiempo estoy yendo a nadar de vez en cuando a un polideportivo que me pilla bastante cerca de casa y lo cierto es que me gusta. Me sirve sobre todo para ganar un poco de fuerza en las articulaciones, que notaba que las tenía bastante machacadas.

Suelo hacer tres cuartos de hora como mucho, porque es un deporte prácticamente nuevo para mí y todavía me cuesta mantener el ritmo durante una hora, al menos. No sé lo que aguantaré practicando este deporte, pero de momento me gusta y voy a continuar.

nuevo deporte: natación

¿Qué pasa con mi entrenamiento de running?

Y ahora vamos a lo que realmente nos interesa: no voy a dejar de correr. Los entrenamientos de running son los que realmente me gustan y sé que es el tipo de deporte con el que quiero continuar sí o sí.

Ahora mismo mi objetivo es ganar velocidad para reducir mi marca personal en un futuro. Para ello, mi entrenamiento de running se basa en hacer series cortas (de unos 15 minutos) a un ritmo más alto que al que solía correr. Entre serie y serie, descanso uno o dos minutos, dependiendo de lo cansado que me encuentre.

Al principio empecé con 13 minutos porque preferí ir poco a poco, pero creo que dentro de poco subiré el tiempo a 17 o 20 minutos, depende de cómo vea mi evolución.

Para finalizar: estiramientos

Y, al igual que pasaba con los calentamientos, nunca debemos olvidar los estiramientos después de correr cuando terminamos la carrera. Como seguro que ya sabéis, no solo tenemos que estirar las piernas. El cuello, los brazos, el tronco… y cualquier otra zona de nuestro cuerpo que hayamos trabajado durante el entrenamiento de running o cualquier otro.

¡Y esto es todo #maratoners! ¡Nos vemos por redes sociales! Que, por cierto, si todavía no me sigues… esta es mi cuenta de Twitter y esta la de mi canal de YouTube. Os dejo por aquí los links para que las tengáis más a mano.

¡Feliz fin de semana y hasta pronto!