Hoy he dedicado un rato a buscar páginas en internet que me ayuden a planificar los entrenamientos que me ayuden a preparar la Maratón de Valencia. Estamos a 8 semanas y aún no tengo claro cuál es el más me conviene… ¡Qué desastre!

Afortunadamente tengo algo de base y creo que si me organizo bien, con estas 8 semanas por delante voy a ser capaz de conseguir mi objetivo.

En las últimas semanas, aunque no me he pegado grandes palizas, he sido responsable y he salido entre 2 – 3 veces por semana. Es cierto que mi condición física no es para salir en Men´s Health (ya les gustaría) pero sí que he notado una rápida mejoría desde el primer día hasta hoy.

Para que os hagáis una idea, el primer día salí y corrí algo más de 5 km a un ritmo de 6:12. Y creía que me moría.

Dos días después, y con algo menos de agujetas en el cuerpo, decidí hacer el mismo recorrido pero esta vez a 5:57. Pensaréis que es una tontería pero a mí me dio un subidón brutal. Lo gracioso es que mi mejor kilómetro fue el último. Luego estuve leyendo que es normal por temas de motivación de exprimir un poco el cuerpo y bla, bla, bla. A tomar viento mi proeza.

Después de eso, he hecho dos tipos de entrenamiento:

  1.  Intentando bajar el tiempo de esos 5 km llegando a conseguir la marca 5:32.
  2. Alargar la distancia hasta los 11 km, sólo una vez, consiguiendo bajar de los 6 minutos. Concretamente 5:56.

Por tanto, la mejoría es buena. Lo que sí que noto es que debería estirar mucho más y ser más paciente con los ejercicios. Los días que lo he hecho durante más de 5 minutos he conseguido estar bastante mejor al día siguiente. Pero, vamos, perrería absoluta. Ya veremos cuando me ponga a correr 20 o más kilómetros…

Volviendo a los entrenamientos para preparar la Maratón, he visto varias páginas que parecen interesantes y otras una locura para mi condición física. Sin ir más lejos, he visto una que la primera semana me decía de hacer 62 kilómetros, con una carrera mínima de 12 y otra máxima de 20. ¿Estamos locos? Vamos a por otra alternativa. ¿Y cuál es mi sorpresa? Que no hay alternativas. Una Maratón no se puede preparar en 8 semanas y, el que diga lo contrario, es porque tiene una condición física privilegiada o es un auténtico kamikaze.

Como he dicho antes, he corrido por mi cuenta, sin definir un plan de entrenamiento, pero que me ha “salvado” para llegar a este punto con una base o fondo físico decente. Mis 100 kilometritos en menos de 3 meses me habré hecho segurol

En lo que me queda de noche y en un poco más de tiempo que le dedique mañana, buscaré y decidiré el planning a seguir, y a respetar, de cara al entrenamiento para preparar la Maratón al máximo.

¡Ah! Y otra cosa que deberé tener en cuenta es un plan de entrenamiento también para el tren superior, zona abdominal y lumbar. Si al final saldré en Men´s Health, ya veréis. Quiero obligarme a hacer en torno a un total de 600 abdominales, lumbares y flexiones diarias, en total. A ver si soy capaz, porque tiempo me sobra y pero ganas, lo que son ganas… Pocas.

Bueno, parece que esto empieza bien. Dos posts publicados en dos días: el de mi presentación al mundo running y éste. Prometo ir mejorándolos poco a poco porque también estoy leyendo sobre cómo escribir, redactar y todo eso que se hace en los blogs para que te lean más. Veré eso de poner imágenes, títulos y alguna cosilla más.

Saludos, buenas noches #maratoners y mañana más y mejor.