No sé muy bien cómo empezar este post. Siento una mezcla de emoción y miedo que no sé muy bien cómo explicar. En el post de hoy, simplemente quería compartir con vosotros qué se me pasa por la cabeza a un día de la Maratón de Valencia.

Durante el día de hoy, me pregunto por qué estoy tan nervioso e intento responder a dos preguntas clave: qué es para mí la Maratón de Valencia y qué espero de ella.

¿Por qué es tan importante para mí la Maratón de Valencia?

Yo nunca he sido de practicar deporte. Antes no le encontraba sentido, me decía: “¡vaya ganas de sudar y de cansarse!” Y, además, tampoco tenía tiempo libre. En cambio, cuando empecé a leer noticias sobre lo importante que es hacer deporte y los beneficios de correr, comencé a interesarme y sentí curiosidad.

También me vino bastante bien empezar a tener mucho más tiempo libre, no lo puedo negar. Si no, tal vez, nunca antes me habría animado. Y, no quiero ponerme sentimental, pero cuando me inicié en el mundo del running no estaba pasando por un buen momento y correr me sirvió para desconectar y alejarme de lo malo.

Fue en ese momento cuando sentí la necesidad de marcarme un reto: participar en la Maratón de Valencia. Para ello, tenía que preparar la maratón, claro. Que por cierto, fue cuando empecé con el blog.

Así que, eso empecé a hacer, poco a poco. Conforme me vi viendo mejor mientras entrenaba, mi objetivo se empezó a hacer más ambicioso. Ya no sólo quería participar en la Maratón de Valencia. Ahora quiero poder terminar la Maratón de Valencia. Es una forma de dejar atrás por completo aquello que hizo que tuviera una época bastante mala. Y, por este motivo, me he metido tan de lleno en el mundo del running.

Vale, me estoy pasando de sentimental, creo. Pero me está viniendo bien sacar todo eso. Así que, sigo escribiendo.

¿Qué espero de la Maratón de Valencia?

Lo que espero de la Maratón de Valencia no es ganarla, ni muchísimo menos. Hay gente muchísimo más preparada que yo. Pero creo que una parte de mí necesita pasar la línea de meta. Me da igual el tiempo, sólo quiero poder cruzarla.

Antes os decía que por una parte, siento miedo. Miedo, evidentemente, a no poder lograrlo. Pero, de todas formas, si no lo consigo, espero no derrumbarme por ello.

Lo importante es que la Maratón de Valencia me ha ayudado a superar ciertas cosas y me quedo con eso.

Bueno #maratoners, hoy sí que sí, ¡hasta mañana!