Sabía que tarde o temprano llegaría el día. Han sido muchas las batallas compartidas. Nos hemos divertido en numerosas ocasiones y, en otras tantas, hemos sufrido hasta la extenuación. Eso sí, siempre hemos sido un equipo. No lo sabréis, evidentemente, pero mis zapatillas Asics de running han sido, para ser sinceros, mis primeras zapatillas destinadas a este particular deporte.

No quiero entrar en qué tipo de armas para los pies usaba en mis primeras andaduras como runner. Básicamente, porque usaba las mismas zapatillas para correr, para jugar a fútbol, a baloncesto y hasta para ir a pasear los domingos por el monte. Así se me han quedado de “bonitos” los pies ahora… Eso sí, estoy convencido en que no soy el único que ha vivido con un par de zapatillas multiusos.

El caso es que, a medida que vamos haciéndonos más mayores, valoramos más nuestra salud y el cuidado, en este caso, de nuestros pies. De ahí que decidiera hace 3 o 4 años comprarme las Asics y que ahora, tras mucho tute, una la suela destrozada, cordones sin puntas y alguna que otra parte más “transpirable” de lo normal, me toque tristemente jubilarlas. Una pena que se pierda la Maratón de Valencia. Quizás le haga un homenaje…

Me he estado informando por internet y preguntando a algún amigo friki del mundo de running sobre zapatillas. Me ha dicho que antes de elegir unas u otras, me asegure si soy pronador o supinador. Vamos, que si piso de una manera o de otra. Parece que es importante ya que puede afectar a las articulaciones y a generar lesiones. ¡Bueno es saberlo porque soy un pupas con todas las letras!

Estaba pensando en continuar con zapatillas Asics de running ya que me han ido genial pero hay tantas marcas y taaaaaantos modelos… Además, las buenas se me van de presupuesto. Algunas se disparan hasta los 150€ o más… ¿Estamos locos? Deber tener un modo automático que te llevan solas.

En fin, tengo hasta mañana para decidirme porque los 18 kilómetros del miércoles no me los quita nadie. Pero esta vez no cenaré pizza como en el otro entrenamiento en el que corrí 10 km. La verdad es que me supo a gloria y diría que hasta me quitó alguna que otra agujeta.

En fin… Si alguien sabe de algunas zapatillas que vayan genial que me lo diga. Total, voy a decidir lo que me dé la gana 🙂

Nos vemos #maratoners